Pétalos negros

Nos encontramos ante una obra más que lúcida, osada, una trama y un estilo que representan el desafío literario de nuestros tiempos. Una muerte fría y bestial que se ha empecinado en la búsqueda eterna del cariñoy del deseo, ensombreciendo a Redención, la ciudad azulada de un país cuya traducción es Esperanza de amor.

Acariciando flores oscuras

El escritor Roberto Rueda Monreal trabajó por largos años este texto, en cuyas textura y urdimbre habitan la esencia del Comala de Juan Rulfo e inquietantes trazos que nos recuerdan «El proceso» de Kafka y la apuesta estilística de Guimaraes Rosa, por el monólogo interno, colocando a la muerte, el recuerdo y la repetición como sus protagonistas, echando mano de la vida de una doctora llamada Mar y de una distopía tan sorprendente como vaticinadora.

Compra aquí

«Pétalos negros», la historia mortal e irreal de un futuro que ya está ocurriendo y no queremos darnos cuenta.

También te podría gustar...